Josep Collell nació en Vic (Cataluña, España) en 1920.

Una temprana vocación artística motivó su ingreso a la Escuela Municipal de Dibujo de Vic; y en 1946 fue miembro fundador de “Els Vuit” (Los Ocho), que núcleo a artistas vicenses.Vivió la guerra civil siendo aún menor de edad, trabajando como mecánico para las fuerzas de la República.

  • Alcides Beretta Curi

Resumen

En 1950 viajó a Montevideo, y tres años más tarde se casó por poder con Carmen Cano, quien sería su compañera de toda la vida. Se vinculó al Taller de Torres García, donde poco después despertó su vocación por la cerámica. Los primeros experimentos los compartió con Antonio Pezzino, Carlos Martínez, Rodolfo Visca y Gonzalo Fonseca; pero fue Josep quien continuó en este camino, rescatando una antigua técnica, la del engobe: “A mí me gustó la técnica del engobe que era muy parecida a la pintura, se podía pintar como con la pintura, diluir el sombreado; seguramente si yo no hubiera pintado antes no se me habría ocurrido”.[1] En el Taller Torres García inició amistad con Julio Alpuy, Horacio Torres, Manuel Pailós, Antonio Pezzino, José Gurvich, Manuel Otero y otros, como Guillermo Fernández. La atracción por la cerámica precolombina les llevó a investigar la preparación del barro y su cocción. La ceramista catalana Carme Collell Blanco refiere a esta ruta que inició como pionero: “Él quería conseguir una cerámica que pudiera vincularse estrechamente con la riqueza cromática de la pintura, con su posibilidad de matiz y tonalidad. Tomó como referente la cerámica griega y sobretodo precolombina, la calidez de su bruñido, que podía contemplar en la colección de Francisco Matto y fue su mirada de pintor la que dirigió de forma autodidacta la búsqueda de una técnica propia, el engobe bruñido, que le permitiera pintar y bruñir las piezas antes de hornearlas y conseguir así una extraordinaria paleta de colores”. Impartió clases de cerámica en distintos departamentos del país.  Con su esposa Carmen iniciaron, en 1955, el Taller Collell que sería una referencia en esta especialidad. Luego de varios traslados se instaló en la vivienda que adquirieron en 1976, sito en Durazno 1797 esquina Yaro. En los años 60 inició con su esposa, varios viajes por España e Italia, que continuaría en las décadas siguientes. En 1982 se le confió a Collell la realización de tres murales cerámicos para la Embajada de Uruguay en Buenos Aires que, expresan su deseo de volver a la pintura sobre lienzo. A fines de 1985, Josep abandonó la enseñanza, que continuó hasta 1991, a cargo de Carmen Cano y Josefina Pezzino. En 2001 recibió el premio Morosoli. La residencia-taller hoy se ha convertido en Museo y taller de cerámica, bajo la dirección de la artista plástico, Josefina Pezzino. Josep Collell falleció el 21 de julio de 2011 y el 11 de diciembre  de ese año, falleció su esposa Carmen.


[1] Entrevista a Josep Collell, reproducida en González, Mercedes; Rubio, Rosina; Zorrilla, Carmen Rescate de la memoria cerámica en el Uruguay, Montevideo, Fondos Concursables MEC, 2009.

Publicado
2019-10-23
##submission.howToCite##
CURI, Alcides Beretta. Josep Collell nació en Vic (Cataluña, España) en 1920.. ENCUENTROS LATINOAMERICANOS (Segunda Época) ENCLAT ISSN 1688-437X, [S.l.], v. 3, n. 1, oct. 2019. ISSN 1688-437X. Disponible en: <http://ojs.fhuce.edu.uy/index.php/enclat/article/view/284>. Fecha de acceso: 06 dic. 2019